Cómo detectar amenazas en redes sociales

Cómo detectar amenazas en redes sociales

El valor de tener una herramienta proactiva buscando posibles amenazas en redes sociales.

Las redes sociales presentan la posibilidad de reunir y suministrar enormes cantidades de datos de usuarios. Entre Facebook, Twitter y las demás redes se comparte un gran volumen de información que puede ser empleada para fines que a veces uno ni siquiera se imagina. Si bien algunos de esos fines pueden ser benévolos, la realidad es que muchos no lo son. Violaciones de datos, violaciones de privacidad y otro tipo de violaciones sobre la información del usuario que se comparte sin su consentimiento son parte de los usos que hay que cuidar.

Escenario actual

El gobierno de los Estados Unidos, por ejemplo, le comisionó al FBI la tarea de monitorear Facebook e Instagram para detectar amenazas locales en tiempo real. Esto es más fácil decirlo que hacerlo, ya que ni siquiera el mismo gobierno se pone de acuerdo en cuál es el uso debido de los datos públicos en redes.

Monitoreo de riesgos en redes en tiempo real

Afortunadamente existen herramientas que se pueden emplear para protegerse contra cuentas falsas que pretendan suplantar la identidad de una organización. De esta forma, si un impostor quisiera hacerse pasar por el nombre de su organización, éste sería detectado a tiempo y combatido.

Estas herramientas además permiten monitorear de lo que se habla en la red, a modo de advertir sobre posibles riesgos o vulnerabilidades de las que hay que estar conscientes.

De la mano de Proofpoint, empresa global líder en ciberseguridad basada en Silicon Valley, uno puede hacer uso de su herramienta Digital Risk. La forma en la que funciona es, por ejemplo, si una empresa está interesada en proteger a sus empleados, puede configurar este producto de tal modo que determine un perímetro geográfico específico ligado a una ubicación –por ejemplo la oficina, el campus, o donde se mueven las personas que haya que proteger. Ya con este perímetro definido, el producto se pone a escuchar las conversaciones en línea ligadas a ese perímetro, y monitorea en redes sociales la aparición de palabras que uno le alimenta. Las palabras más comunes de protección tienden a ser como bomba, arma, manifestaciones, altercados, intentos de vandalismo, etc. De esta forma, cosas que puedan resultar un peligro para la organización pueden ser detectadas en tiempo real.

Más vale prevenir que lamentar

De esta forma, el “estar en el lugar incorrecto a la hora incorrecta” se vuelve menos probable, ya que contando con información como ésta en tiempo real, uno puede responder con mayor agilidad y prevenir situaciones indeseables.

Y como bien dice el dicho, más vale prevenir que lamentar. Por ello, quien se prepara ante posibles brechas de seguridad con antelación, se muestra como un oponente difícil de derrotar por parte de quienes buscan atacar las vulnerabilidades de una organización.

Virmar